Subharmonicon, el nuevo sintetizador polirrítmico de Moog.

Subharmonicon, el nuevo sintetizador polirrítmico de Moog.

Algunos ya habrán escuchado hablar del Subharmonicon pues fue lanzado inicialmente dentro del marco del Moogfest 2018 como parte del paquete de ingeniería, a partir de ese momento miles de fans y usuarios de la marca lo hemos esperado con ansias.

El nuevo miembro del ecosistema Moog de sintetizadores analógicos semi-modulares, (DFAM, Grandmother, Mother-32, Matriarch) está diseñado para la exploración de secuencias que evolucionan a través del tiempo, haciendo uso de acordes de 6 tonos con una articulación parafónica  y polirritmos orgánicos. Si eres amante de la música generativa y rítmicamente compleja, este se podría convertir en tu sintetizador favorito.

El Subharmonicon es capaz de crear sonidos y patrones complejos por sí mismo de una forma bastante sencilla (sin siquiera hacer conexiones en su vía de parcheo), sin embargo en conjunto con los demás elementos de la familia u otros instrumentos en el formato de Eurorack, la paleta de sonidos crece aún más. Cuenta con 2 osciladores controlados por voltaje, 4 generadores de subarmónicos (haciendo un total de 6 voces), 2 secuenciadores de cuatro pasos y 4 generadores de ritmos; con tanto se destapa un verdadero caleidoscopio de sonidos. 

 Un origen experimental. 

 El diseño del Subharmonicon está inspirado en el sistema matemático para la composición de Joseph Schillinger, así como en dos sintetizadores analógicos que innovaron en los años 30's y 40's; el Trautonio de Sala y el Rhytmicon de Leon Theremin. El Trautonio usaba una serie de generadores de subarmónicos para producir tonos graves dividiendo la frecuencia fundamental y el Rhtyhmicon (para muchos la primera caja de ritmos electrónica), era capaz de generar múltiples polirritmos relacionados armónicamente al multiplicar el tempo principal.  

 ¿Qué es un subarmónico? 

 La mayoría de músicos y curiosos ha escuchado hablar de la serie de armónicos, vibraciones que ocurren naturalmente en los sonidos con frecuencias estables y que en conjunto hacen que puedas diferenciar el sonido de un piano al de una trompeta a pesar de que ambos estén tocando la misma nota, algo así como el ADN del timbre. Esta serie tiene una relación matemática curiosa entre las diferentes vibraciones, cada una es un múltiplo entero de una frecuencia fundamental que produce a las demás, siendo la fundamental la que te da la sensación tonal. Esto se puede escuchar en la naturaleza con cualquier instrumento acústico, por el contrario la serie de subarmónicos es resultado de la división de una frecuencia fundamental (f) por una sucesión de números enteros, y para escucharlo se requiere de procesos electrónicos más sofisticados para ser generados. Mientras los armónicos son multiplicación, los subarmónicos son división y funcionan como un espejo del otro. 

 

¿Qué es polirritmia? 

Los polirritmos se caracterizan por tener dos o más ritmos con una base métrica diferente sonando simultáneamente, por ejemplo un patrón que se repite cada dos tiempos contra uno que se repita cada tres, aunque compartan el mismo pulso el acento se moverá y generará patrones más largos que tarden en repetirse. Estás técnicas son más utilizadas en la música africana.

 

Lo mejor de los dos conceptos en una caja.

 El Subharmonicon junta estos dos conceptos de una manera excepcional creando un instrumento bastante interesante, que puede ser utilizado para hacer composiciones basadas en principios matemáticos. También al tener distintas salidas de clock puede generar triggers para hacer polirritmos en tu sistema modular, o ser utilizado para generar acordes que cambien constantemente. Aquí te dejamos varios sonidos hechos por el Subharmonicon: